martes, 19 de mayo de 2015

El sol otoñal, tibio y sin amor 
Giorgio de Chirico 

Okusai 
no escuches al río 
al sol otoñal tibio y sin amor 
que alza esta bandera 
no te preguntes quién cantará tu muerte 
quién tocará el arpa bajo las estrellas apagadas 
en la soledad de los parques cerrados por la noche 
cruza tus manos sobre tu pecho 
Okusai 
tú que no puedes dormir 
tú que ya has elegido el agua

¿quién es más fuerte que la Muerte?

En Obituario (Fundación Málaga, 2015) podréis encontrar prosa, poesía, ilustración y arte de la mano de 49 autores españoles contemporáneos y una servidora.
Gracias a Sonia Marpez y a Gabriel Noguera por invitarme a participar.

domingo, 3 de mayo de 2015

Meto las manos en mis bolsillos Haydn
y finjo ser alguien que ve tranquilamente el mundo.
Tomás Tranströmer

busca la luz, una luz que le enfurezca, vive como quien se ha distraído unos momentos antes del pistoletazo de salida, piensa que esos minutos se han llevado lo mejor de él y lo lleva como puede, fuera el viento eleva bolsas de plástico y hojas secas como una escena de American Beauty, ¿cuáles eran tus héroes? se dice y sonríe, le parece que todo el mundo tiene un diagnóstico, se ha acostumbrado a observar las cosas desde la distancia, cada día se entrega a la desaparición, en su trabajo suda, le parece que desactiva minas terrestres, cada noche que no duerme florecen orquídeas bajo sus ojos, si pudiera soñar soñaría con animales hechos de briznas de hierba, paciencia o adiestramiento, paciencia o adiestramiento ¿qué habrá de ser mi morada? el sol se oculta tras la línea del cielo y sólo nos queda la soledad del otro, hemos perdido la capacidad de reconocernos en los espacios abiertos, amor, sal amor, pon amor donde no hay amor, aunque, llegado el caso ¿sabría él amar? ¿dar silenciosamente? como un hipocampo pariendo